viernes, 4 de julio de 2008

Bonitas maneras...


Aunque el mundo
se esté acabando
porque nos quedamos
con un poco en cada beso.
Aunque los días se nos cuenten
entre los dedos
ellos solos.
Aunque los permisos estén de más
cuando te echo de menos.

No se me ocurre mejor manera
que dedicarme por entero
a lo que mejor hago.
Hacerte a ti entre líneas
llenas de mensajes secretos
con olor a libertad,
a guitarra,
y a paisaje
y aunque siempre me quedes lejos,
aunque todo se vaya a acabar,
por no sé que cosa de agujeros negros
yo solo pienso en imaginarme
que son tus pupilas
cuando me vas a besar.

Es una eternidad entre manos,
juegos
y equivocaciones del momento.
El amor y esas tonterías,
las luces de las futuras navidades,
los paseos de la mano de ese alguien.
Quizás seamos muy poetas
para estos versos.
A lo mejor es el calor
que me da por romperme el cariño
y aun así no se me quitan las ganas
de amarrarte en mil abrazos.

Y soy conciente de cada imaginación
antes de irme a dormir.
Que solo eres uno de esos bonitos sueños
donde todo es perfecto,
incluso esas manías tuyas
o esas tonterías mías.
Somos un buen conjunto,
una orquesta hecha de pieles
que solo desean,
desean eso.

Besos.
Atrapada entre cuerpos,
contra paredes,
en calles y callejones,
entre sonrisas
que son los que mejor saben.
Luchando por conquistarte
cada una de todas esas partes
que solo sería capaz de descubrir
si bajas la guardia,
si me da por atacarte
y sin que te des cuenta…
He creado el cuadro más bonito
entre tu espalda y tu cuello
y juego a resquebrajarme
por una sola mirada.
Porque me dediques un buenos días,
y un que descanses.

Puede que seas el momento
perfecto.
Puede que no me equivocara
al decir lo mucho que me estoy equivocando.
Puedo que quiera ser dueña y señora
de tus madrugadas.

O también puede que no…

En todo caso,
haces de mi, de esto,
lo mejor del mundo,
que aunque se esté acabando…
Sigues estando para cuando
tenga frío y esté llorando.

No me voy a creer
nada que caiga en jueves,
ni tampoco planes que planean
ataques de soledad.
Solo voy a dejarme caer un día de estos
por cada uno de tus huecos
y ya luego,
si eso…
Hablaremos.


1 comentario:

Trouble dijo...

Tu que no sabes lo que escribes y yo solo te leo para buscarme... hay que ser tonta


.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.