sábado, 2 de agosto de 2008

Límites*



Ya descubrí cual es el límite de todo:

Tú.

Eres una línea que corta el universo,
de este a oeste.
De norte a sur.

No se puede tener mejor sonrisa.
Eres el límite de lo perfecto.
El límite de la amistad.
Y algo más.

Eres la gota que colma
la profundidad.
El último trago de aire
antes de besarte.
Los rincones secretos
llenos de voces en off.

Eres mi límite
y quizás ya no quiera
traspasar fronteras,
ni momentos,
ni infinitos
absurdos.

Eres el límite de lo real.
El surrealismo nos tiene envidia
y por eso nos asusta.
Lo siento,
es la única explicación que le doy
a todo esto.

Eres todo el cosmos.
Las matemáticas,
las físicas,
las cuánticas,
y todas las letras.
Eres el límite de mis poesías,
corres por mis venas
sin saberlo,
y ahí estás.

En el mejor final,
para el mejor principio.

Eres cada latido
a la vez
sonando en el mismo instante.
El planeta Tierra
cuadrado
y yo escondiéndome
por todas tus esquinas.

Eres el recuerdo de siempre,
tendiendo a más-menos
infinito.

1 comentario:

Anónimo dijo...

el amor en este caso solo tiende a mas infinito :)

me gusta matematizarte y contarte historias sobre mundos antagonicos y estrellas infinitas.

y todas esas cosas que ya te sabes!


.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.