martes, 19 de agosto de 2008

Tambaleos*


Me tambaleo
en todas las cuerdas
que me he dejado atar
a la piel.
Estoy suspendida en el cielo
y soy consciente de ello
casi siempre.
Cuando una cuerda se rompe
yo me rompo,
o al menos me rompe el miedo
al vacío.
Pero quizás el vacío esté donde yo
o quizás solo sea aire.

El aire pesa, ¿sabes?
El aire me separa de ti
pero no tanto como
todos los pensamientos,
que duelen,
molestan,
anudan y desanudan
a su antojo.
Tengo un camino hecho
lleno de baches.
Tengo muchas cosas
que desaparecen con frecuencia
y facilidad.

Yo quiero ser mejor
porque tú eres lo mejor,
y quiero aprender
de lo que me enseñas
cuando no sonríes.

Hablar en metáforas
siempre me salva
para cuando me piden explicaciones.
Mi mente se escribe en dibujos
y por eso me cuesta tanto
traducir
un pensamiento.

Siempre tengo miedo a todo
pero salto a las piscinas
sin pensármelo
y si me caigo
o si me destrozo
siempre será
problema mío y de nadie más.

Yo me pasaría toda la vida
siendo parte y mitad de ti.
Me dejaría por completo
porque soy idiota
y todo eso.

De todas las maneras que puede haber
para querer a alguien
yo las elegí todas.
Por eso lloro aun sabiendo que sigues ahí,
porque me dueles.
Me estiras el sentimiento
hasta límites insospechados.
Me alargas todas mis camisas de once varas
y por eso el dolor no es tan insoportable,
porque siempre estarás tú dentro.

Yo me tambaleo porque quiero
y porque no sé hacerlo de otra manera,
pero si me das un minuto…
Sólo un minuto,
yo prometo
dejar de ser un reto para mi misma.

Y mientras caminaba a tu lado
me di cuenta
de que me da lo mismo cómo sea,
pero yo quiero estar a tu lado siempre.
Porque de todas las cuerdas en las que me tambaleo
tú eres la de acero,
la de amor,
la de todo.

Y te quiero,
por todo eso
y por lo que me dibujo una y otra vez
y no te traduzco.

3 comentarios:

Molly Earnshaw dijo...

y si se rompen todas esas cuerdas y te caes... dolerá.
Igual que duele cuando te lanzas a la piscina
pero siempre vuelves a salir, y a lanzarte.
Porque aunque tu mente dibuje un PROHIBIDO, como a veces no sabes traducir los pensamientos, haces caso omiso y te tiras.
Y mi pregunta es: No es precioso el dolor que se siente después de amar y caer?
O es quizá mas bonito el de no sentir nunca nada?


:)

Tú misma lo dijiste, te lanzas porque quieres, porque si te quedaras arriba sería peor el resentimiento de pensar " que hubiera pasado si...".




Tequierotontadelano

***SaRa*** dijo...

Cuando una cuerda se rompe
yo me rompo,
o al menos me rompe el miedo
al vacío.
me encanto ese verso...

roouus dijo...

yo me tengo que quedar tambien con algo como sara. Yo me quedaria con este:
"Siempre tengo miedo a todo
pero salto a las piscinas
sin pensármelo
y si me caigo
o si me destrozo
siempre será
problema mío y de nadie más"

que bonita es tu responsabilidad, eres un bruto, si, un diamente en bruto, eres un gran proyecto de furuto.

besos guapa!


.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.