jueves, 16 de octubre de 2008

Sonrisas de colores

Se me caen los colores
y a veces,
incluso,
me convierto en verde.
Ruedo por encima de las mesas
y goteo.
He asesinado al tiempo
y todo se ha vuelto rojo.

Cada vez que miro el espejo
veo océanos inmensos
recorriéndome las pupilas
y cuando caen,
caen de verdad.

El negro no siempre
entristece.
Hay bolas de pelo negras
con unos ojos verdes
que me hacen sonreír siempre.
Para llorar está el gris
y luego
respirar blanco.

Me he dejado dormir
porque llevar tanto mar dentro
cansa demasiado
y si estás lejos,
a quien le voy a contar
lo feliz que me siento.


A mi me gustan las navidades
y los chicles
y me gustan los ojos
que parecen normales
y luego descubres
que entre los suyos
todo queda mejor.
Mucho más bonito.

Dónde irá a parar
el verde todo.
No paro de dibujar
que mi nombre son tres letras
llenas de tanta vida
como colores
dibujas.

O
es
que
.
.
.

¿No ves mi sonrisa?


4 comentarios:

Molly Earnshaw dijo...

Yo no la veo
pero ojalá pudiese verla
y todas esas gotas de mar que no derramas
por orgullo
por aburrimiento
por sueño.


:)

Te quiero

sencillezcontinuabajoagua dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
sencillezcontinuabajoagua dijo...

jo!! que bonito..
tanto mar a veces hace que nos ahoguemos..

lo derramamos een una taza de café !! ya lo sabes :)

Adwa dijo...

sabes q eres el color verde personificado¿


.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.