martes, 20 de enero de 2009

Es-tirándome.


Hay un punto, justo antes, durante y después, donde nos estiramos como las nubes que amanecen algunos días del año.
Podemos llovernos, o en sequía (que no en silencio) mirarnos con las ganas que tengamos.
Dejarás el corazón, no en el cajón, sino en la entrada. Que pase frío. Tiene los pies sucios. Aquí no entra.
Un minuto eterno que para unos se desliza y para otros aterriza (con la brusquedad que se desee).
Si hay que caer, elijo la grieta del lado derecho, una comisura ascendente. Te muerdes para envenenarme. Susurras y como suicidas, las palabras se lanzan hasta mis labios.
Me las como casi todas y me olvido de los sinsentidos.
Estamos siendo naranjas en un cielo azul y la arena que arrastra el mar me arrastra a mí también. Todo se transforma y yo viajo ombligo abajo.
¿Sabes el significado exacto?
Me caigo de sueño y cuando al final sucumbo, hay una larga lista de lugares donde me gustaría hacernos elásticos como un baile de amantes apasionados, un tango quizás.
Quitarle todas las espinas a la rosa y pincharte a ti con las pupilas.
Hay mares que caben en a penas un centímetro cuadrado y ciudades que bombean sangre a casi todas las partes del cuerpo. Cuando las manos se vuelven violáceas, es porque normalmente estás lejos. Tú o quien sea la que se dedique a ocupar mis pensamientos.
La pérdida de equilibrio es lo mismo que darse cuenta de las horas que te pasas pensando en cómo dejar de pensarla y que con todo ello, te salga algo original que escribir. Perder el conocimiento (de los actos) es lo próximo.

Hay sangres mucho menos rojas que esos labios y si me apresuro seguro que media frase me saldrá del revés. Lo bueno si breve, infinito número de veces más y mejor, por favor.
Habla porque quiero oír el silencio. Calla porque el mundo tiene mucho que decir. Parpadeas. Estamos a oscuras (o al menos imagínatelo) y soy capaz de darme cuenta de que parpadeas. Quizás tengas los ojos cerrados como yo. Quizás no sea de noche, quizás no estemos a oscuras.
Paso la llave dos veces. Esto tiene que quedar cerrado y más que cerrado y que no pase de hoy.
Te sienta bien el verde (aunque no lleves nada de ese color encima), te voy a fotografiar y si te tapas la cara, al menos hazlo porque me estás besando.
Si pudiera hablarte con paréntesis, en paréntesis, seguramente aclararíamos mucha de las cosas que nunca se dicen pero se presuponen (que no es lo mismo que saberlas).

Pararé cuando lo crea oportuno. Nunca suelo fallar en estos casos. Pregunta por ahí y luego estírate como la ropa en el tendedero o como ramas de árboles en un temporal. Ellas en realidad están hartas de tanto tronco. Para qué tanta estabilidad.
Yo soy la música que lleva el viento y bailo con lenguas que días más que otros saben bailar mejor que nadie.
Salivas que no has de probar, pruébalas, si no, para qué demonios vinimos aquí.
Lo correcto sería empotrarte contra esa pared y hacer que la justicia se calle la boca.
Lo justo sería ajustar cuentas y si miro más allá de ti, puede que no vea nada o puede que vea demasiado. Y si me repito, es porque repito, hay un punto, antes, durante y después, en el que te ves preciosa.
¿Qué por qué?
Porque no hay mejor lunar que el que no se ve, ni mejor noche que un día entero bajo mantas y más mantas.
Que todo se ve mucho mejor con los ojos cerrados y poniendo se a pensar sin proponérselo.
Imagínate ser la sal del mar. La de heridas que curarías.
Imagínate en el cielo. La de veces que habrás llovido.
Y no hace falta empaparme para saber que estoy totalmente mojada de palabras, imaginaciones de improviso, y apuntes con márgenes vacíos.
Y es que estar tanto tiempo en soledad también trae sus consecuencias cogiditas de la mano. Ahora están todas durmiendo. No hagas ruido.

Te das cuenta ahora que muchas palabras juntas no tienen porque decir cosas realmente importantes y que en la brevedad de un par de versos puedes llegar a enterarte de porque cuando digo estirar quiero decir realmente que lo que me separa de ti no es solo aire.
Y aun así.
Sigo sin aproximarme si quiera.

2 comentarios:

Adwa dijo...

tu mas xq eres braker

REVOLCOM dijo...

dale gracias a lo que te enseño a escribir, y perdona si de vez en cuando asomo la cabeza por este blog;)

revol´s lover


.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.