sábado, 24 de enero de 2009

Pero sin embargo.

Todo está demasiado bien.
Algo malo debe pasar ahora.
Ahora mismo.

Estar acostumbrada a los chascos,
a los claro que sí pero no,
a los hasta luego que son hasta nunca,
hacen que tenga magia en el momento
y más allá,
me reventaré la cabeza contra cualquier pared.

Estoy demasiado de vuelta
y yo sí que he ido a muchas partes
aunque no haya llegado a ninguna conclusión.
Reviso, porque es lo que toca,
cada palabra que haya dicho
para luego meterme dentro
del quebradero de cabeza
y decirle despacio y con calma
que no pasa absolutamente nada,
todo está totalmente descontrolado,
fuera de lugar, de tiempo, de espacio,
que el reloj nos va a arrasar
pero al menos
podemos decir que sabemos vivirnos.

Y aun así tengo bandas sonoras
para besos casi-perfectos,
y calles que son de colores
y poemas que no significan nada
pero sin embargo
lo son todo.

No hay comentarios:


.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.