sábado, 21 de febrero de 2009

B.S.O


Eres esa canción que emociona en las películas de amor
y luego
te callas
o simplemente no te oigo.
Eres la lluvia y la fiebre
y los me cago en Dios de todos los día.
Espero que lo entiendas.

El enamoramiento,
las mariposas
y la cena calentita.
Un vaso de leche con colacao
y prometo no pensar más en ti
hasta la próxima.

Hoy no llueve
pero igualmente me da igual.
Porque eres esa canción que a mí
me hace llorar en las películas de amor
y no puedo hacer nada.
El cine entero se ha dado cuenta de ello
y estoy sola en mi casa.

Anoche pensé
en no poder soportar
eso
pero
sí.

Hay silencios, según Benedetti,
de más de diez centímetros de distancia
y yo me muero por comerte,
besarte,
tragarte
y tenerte en mi estómago hasta
la próxima sesión de lágrimas.

Qué te voy a decir?
que me haces feliz?
A estas alturas?
Viernes sabe a salado,
ni dulces, ni amargos.
Hoy me pongo lo primero que pille
así que llevaré sonrisas entre las manos
para dártelas y luego
te beso.

Te
beso
y
más
te
beso.
Y tengo la sensación,
como la que dan esas películas de amor
con esas canciones del final
tan monas,
que
jamás me voy a terminar de cansar.
O al menos,
cansar del todo.

No hay comentarios:


.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.