domingo, 1 de marzo de 2009

Difer-entes.

Hay paisajes
y otros lugares
donde existen otros mundos también
y vidas que viven
al mismo tiempo que tú.

Hay polvos que dan alergias
y drogas
que se toman en cada mirada.
Y hoy las guitarras lloran diferente
y cuerdas ahorcan,
seguramente,
a muchos desgraciados
como yo
pero de otra manera
diferente.

Lo más seguro es
que haya miles de personas
tocándose
y practicando el sexo
y haciéndose heridas
mientras se dejan de hacer el amor.
Hay mil millones de personas
con instintos asesinos
de amar
y matan
y creen
y Dios a veces
nos olvida.

Y hay culpas
que no son mías
y lo digo mientras me siento
mal,
así,
como si fuera mía la culpa
de que no haya nadie que nos entienda.

Y quiero,
que por querer
no me van a meter presa,
un mundo entero
con más mundos diferentes
y en el segundo que yo elija
poder ser los primeros.

Pero diferentes.

Hemos nacido como los demás,
en el mismo sitio,
por el mismo lugar,
con los mismos llantos,
y aun pretendemos
ponernos caretas que no tenga nadie más
y hablar de cosas exclusivas
y besar como nadie
y pensar diferente
y ser diferentes.

Y lo único que estamos haciendo
es esforzarnos
por ser como el resto.
Y eso somos,
en eso nos hemos convertido.

En restos.

Y aun así,
del montón donde la gente coge y echa
sus te quiero
y sus me vuelves loca,
y los te odio
y los me encantas.
De ese montón
voy a robar los que mejor suenen,
no los más diferentes
pero si los mejores
y allí,
en la alfombra de la entrada de tu casa
los dejaré todos
desordenados algunos días
y ordenados otros tantos
para que los encuentres
como me encontraste un día
a mi.

Porque había un nombre
que se dibujaba en el cielo
y estaba claro que no eras tú,
y había nunca jamases no tan diferentes
y tampoco fuiste tú.
Y hubo un momento
en el que me acordé de ser buena persona
y mírame ahora.

Lo idiota que me quedo
de fumarte a todas horas
mientras te espero.

Y eso es lo que somos…
infinitos en forma de humo
y pensamientos iguales
al mismo tiempo
porque aquí los diferentes
son ellos…

Y los restos,
los montones,
los poemas largos (como este),
los mensajes de borrachera,
las cosas diferentes
ya no tienen tanto sentido como antes
o quizás esto sea diferente
y sí que tenga todo el sentido
de todo el mundo con esos otros tantos mundos
rotando todos a la vez.

Y ahora
hay paisajes
pero mejor si estás tú
y me callas la boca
y me muerdes el alma
y lo vuelves todo
muy diferente.


1 comentario:

Anillos, Caracoles, Café dijo...

uummm usted me suena de la Weyler sábado noche, hablaste con Graja?


.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.