viernes, 24 de abril de 2009

La folie.

Esto es una locura.
Léeme bien porque esto de aquí es una maldita locura.

Mis ojos se tapan la boca,
no quieren ni pronunciar que sucede
lo que tenía que suceder.
Ahora no nos sorprendamos,
¡demonios!
no sintamos pudor, miedo.

No sintamos.

Y sin embargo,
asco.
Venas que corren porque no quieren.
No.
A este cuerpo no quieren pertenecer.

Me da, y es una aproximación,
que no quiero fluir por la cuenta que me trae.
Tantas preguntas, tantas dudas.
Descubrir, joder,
abrir los ojos y ver y mirar y oír luego.
Tómatelo, sino, como un juego,
de esos fáciles de entender,
de esos.
Se una ludópata y luego arráncame el corazón
por si acaso.

Y esto es una locura y yo no estoy loca,
me suenas y me sueñas y me muero de frío
o de lo que sea, pero me muero.
Esto
no
puede
ser
cierto.

Estoy incluso más acojonada que tú
y aun así…
pierdo el sueño por querer soñarte.

Menuda estupidez.

No hay comentarios:


.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.