jueves, 11 de junio de 2009

Espumas


Tu cuerpo,
la rabia.
La espuma de mi boca
que te recorre en palabras
y más palabras.
Las ganas de que sepas
pero, ahora de verdad,
cientos de cosas.
Reconocernos los fallos,
uno a uno.
Solo te quise hacer reaccionar
por si acaso
no te habías dado cuenta,
por si habías perdido el rumbo.

Delicada como una burbuja,
caminé perseguida de deseo
por los cuatro costados de tu piel
y aun así me parecía poco.
Desorientada,
así quería amanecer
antes de darme cuenta
de que las locas con sus locuras
mejor lejos.

Y me molestas.
Léeme ahora que puedes
y no busques mensajes secretos,
eso solo son despedidas escondidas.
Aun no me lo creo.
Pisar tus huellas para saber por donde andas
y darme cuenta de que volar
viene mucho mejor a esto de las distancias.

Ojalá hubiera sido otra, digo yo.
Ojalá hubiera venido el amor de mi vida
a decirme, con calma,
la de meteduras de pata que hice,
pero entre excusas
le volveré a decir que se marche,
que no me hacen falta pieles para dormir
tranquila cada noche.

La reina,
la noche,
el todo.
Habría querido,
que por querer no nos vamos a morir,
o eso creo,
que no hubiera pasado de esta manera,
es más,
hubo un punto en la tarde
en la que habría deseado
que esto no hubiera pasado nunca,
pero aquí me ves.
Sin verme.

Por eso borraré tus fotos y todas las sonrisas
que a fuerza de horas
me taladraste en cada parte de mi.
Yo.
Que no me dejé atacar
para no tener pesares que olvidar,
ni borracheras que prometerme
para que te fueras del todo.
Que la cautela se me amarra a los tobillos
y entre temblores me defiendo como puedo.
Pero es que estoy tan harta de hablar de mí,
que quiero por un instante
que me llames o abras una ventanita
y me cuentes.
Empezando por el principio,
sin ataques
ni dedos índices.
Que te abras el alma delante de mí,
ver como te sangras.
Que me des motivos de verdad.

Pero como ni tú sabes acuchillarte
ni yo tengo el tiempo como para perderlo,
te olvido, teniéndote en frente,
hablando de mí y de ti
y de lo que fue
y
pena, penita, pena,
ya no es.

Y ahora, ¿quieres seguir sabiendo algo más?

1 comentario:

malahierba dijo...

Mira piba, es que yo sólo busco poemas de calidad :)
Te diré que es difícil encontrar las traducciones. Si consiguez avísame, porfi.
Creo que tendríamos que vernos. No sé que piensas.
Un besote.


.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.