sábado, 27 de junio de 2009

No, tú te callas!


Si no me sale nada supongo que por algo será.
Quizás tenga demasiadas cuentas pendientes por ahí, mi mala manía de no querer dejar las cosas como están.
Mira, me aburro.
El tiempo pasa cada vez más lentamente (menos cuando duermo, claro) y yo acabo de descubrir algo.
Mi ombligo tiene la profundidad del fin del mundo. Quién sabe, quizás algún día podamos volver de ese viaje juntas.
Imagínate, mil palabras corriendo a la velocidad de la luz y tú y yo o quién sea, tumbadas, todas, en la arena, mirando el cielo lleno de pensamientos.
Hay poemas fugaces ahí fuera. ¡Cojámoslos todos!
Pero me estoy cansando. ¡Ay! qué cansada estoy. Buscar un tesoro perdido es de lo más agotador. Quiero un oasis para mi sola y para mi tesoro, de lo contrario, detendré la búsqueda.
Quiero que se desnude el viento. Joder, es que así no se puede oír una sola palabra de lo que pienso. Sí. Que soy una pervertida que sueña con que nadas para mí, desnuda para mí y no me gustaba tu culo. Es una señal.
Ah, sigo odiando los semáforos y la gente que no los respeta y los coches y las avenidas donde el amor de mi vida se pasea de la mano del otro amor de mi vida. Menos mal que nunca me dio por tener amores de mi vida más que los de la tele.
Suerte la mía.
No besabas bien. Quizás fuera yo. Oh, no… Y ahora cómo hacemos para entendernos de una vez por toda. Si esto es lo que querías oír (yo, supongo) aquí está.
Si lo que querías era un poema de amor, sal a la calle y enamórate. Haz el ridículo, haz que no entienda ni una sola cosa de la que está sucediendo en su vida y bésala. No se lo preguntes, ni lo medites, ni le pidas un permiso que hace tiempo que pasó de moda.
Bésala oh shalalala… ya sabes, que Disney nunca se equivoca. Y luego demuéstrale que sabes lo que haces aunque no tengas ni idea, y que te encantan sus defectos si eso significa “sí, sí, pero cállate y fóllame”
Y al fin, todas son unas putas, ¿no?
¿No te has preguntado por qué no te sale nada bien? ¿aun crees que es un golpe de mala suerte?.
Menudo traumatismo. Debes estar muerta con semejante golpe.
Sí.
Quieres encontrarla como a una cartera en la calle y abrirla, coger el dinero y largarte. Quieres que no sea al revés. Quieres volver a sentir pero sin embargo, cuando te dignas a hacerlo todo acaba mal.
¿Entonces?
Ah… sí… seguir hacia delante, mirando siempre hacia detrás.

Pues que quieres que te diga. Es muy triste decirle esto a una misma pero…
¿Qué piensas hacer ahora?
Ahora que lo sabes casi todo.

Si no me sale nada… por algo será ¿no?

No hay comentarios:


.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.