jueves, 23 de julio de 2009

Los Beatles la tenían.

Los Beatles tenían razón en todo.
La revolución que solo puede estar en un sitio. Su boca.
Las fresas y descubrir que hay más piel
después de mi piel.
Suave como el viento.
Arrasar, como un suspiro.
Entender que no se puede tener todo
pero todo te puede tener a ti.

Saltar al mar,
morirse en el intento,
ser el amor que necesitas
entre guerras y batallas.
Perdidas.

Tenían razón.

Estremecerse en un fugaz beso.
Hay estrellas aquí en la tierra
que hacen temblar hasta al más duro.
Vamos a cerrar los ojos,
a encontrarnos a tientas,
palpando con las manos
lo que los oídos no consiguen ver.

Echarte de menos.
Nostalgias que van y vienen.
Ser la última, quererte, no olvidarte.
Estar a flor de piel, deshojando primaveras.
Todos los años que cumplas
me recordarán que una vez yo estuve allí
y lo descubrí todo.
La cima, el silencio, la perfección.

Cuando estás debajo de un montón de cosas,
entre la asfixia y los recuerdos.
Escribir toneladas de historias sobre
cómo mis dedos atraviesan tu universo.
Escribirte, al fin y al cabo.

Estar encima de todo ese montón de cosas.
Haberte olvidado del pasado sin querer
esperando vivir más cosas
que luego puedas recordar.
Ser dependiente del ayer.
Esnifar silencios para hacer bulla al pensamiento.
Chapotear en vomitivas situaciones,
circunstancias.


Open your mind.
Ya sabes, un 24 horas de versos.
Enloquecer.
Volar en cielos de diamantes.
Ellos tenían toda la razón.

Y yo.
Yo también tenía razón.

Surcar el aire, atravesando paredes de distancias,
llegar hasta a ti
y con la boca cerrada
destriparme el corazón.

Decirte que hay pensamientos
que cortan como el acero
y eso es.

Que ellos la tenían.
Toda la razón.

Que por mucho que existas,
por mucho que quiera desnudarte,
por muchos sueños que nos dediquemos
con entusiasmo…

Nothing’s gonna change my world.

1 comentario:

Diego Betancor Fernández-Pello dijo...

Michael Jackson también la tenía...

Muy profundos tus versos querida Ana, me dan que pensar.

A ver cuando de una vez por todas escribimos algo juntos!


.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.