martes, 11 de agosto de 2009

La vida es verso.



La vida (hablando de profundeces) es lo que está delante,
lo que estamos pisando,
el horizonte que vemos mientras nos estamos marchando.
Luego, de las coincidencias de vientos que llegan
vientos que van
acabamos curtidos
unos por el salitre
otros por el humo de la gran ciudad,
otros, por los unos a los otros también
y los últimos vinimos a darnos cuenta de las cosas a través
de los rayos del sol.

Estar bien, sentirse bien
y necesitar siempre de sombras para autocastigarnos.
Pellizcarnos las heridas para darnos cuenta de que seguimos vivos.
Y tanto que seguimos vivos.

Ayer me pellizqué piel muerta.
Casi me echo a llorar.

La tristeza de reconocerse ante los espejos
con lo bueno y lo malo
y aun así no saber donde metiste todos aquellos recuerdos.
La melancolía, la nostalgia.
Estar fuera para darte cuenta que quieres estar dentro
y no.
Tampoco es eso.

Tener miedo de una misma.
Ser devorada por los mismos pensamientos que te comen siempre.
Mirar al horizonte pero sin marcharnos.
Sin mancharnos.
Temblar de nervios
pero jamás como lo hiciste la primera vez,
jugar a saber que eres Dios
y serlo.

No serlo sería una perdida de tiempo.

Oír infinito y resignarse a que las cosas son así y siempre lo fueron.
No puedo controlar la vida de nadie, por favor déjame al menos un trocito
para mí.
Para mis movidas, para mis cosas.
Para descontrolarme, si quieres, pero a mi modo.

Despacito pero rápido.
Quitarnos la ropa con los ojos
y no saber como acariciarle una mejilla.
Estar atrás en el tiempo, prediciendo el presente.
Baldosas más, baldosas menos
el camino siempre será el mismo.

Yo aquí, con mono de echar de menos
echando de más
y cualquier otra persona
al otro lado del río, siempre
desbordándome los versos
por todas mis orillas.

Que yo también busco eso,
yo también quiero eso,
yo también lo tuve y lo perdí.
Enserio que sí
pero ahora

no sé si es que he vivido demasiado
o que no tengo muchas ganas de seguir con lo mismo
pero
tengo ganas de callarme la boca
y romper el mundo a base de versos.

solamente versos. Que no exista otra cosa que no sean versos.
Por las venas,
por los ojos,
por mi boca

versos.

No hay comentarios:


.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.