viernes, 30 de abril de 2010

Laura lo sabe.


Cuando Laura me vio, lo supo.
Siempre supo lo que me gustaba y lo que no
y es maravilloso ver como aun, después de tantas batallas,
sigue teniendo ese espectacular don de estar dentro de mí
mucho antes que yo
para las cosas más bobas.

Cómo, con todas sus misteriosas triquiñuelas,
me va haciendo descubrir lo de los indios,
haciéndome creer súper lista,
porque ella no dice nada, pero yo lo sé más o menos todo.
Y si pudiera regalarle algo
eso sería
todos sus sueños embotellados, con olor a viejo,
hechos un poco más reales, palpables…
Que pudiera mordisquearlos,
follárselos y luego decir “joder que fácil ha sido esto”
Lo mejor de todo, Lau, es que va a seguir siendo
así siempre, conmigo.

Una vez me regalaste por mi cumple
una hoja de libreta, con sus flecos y todo
y luego me enseñaste una cosa que escribiste en verano para mí
y me di cuenta
de que todo lo que salga de ti
es mucho más bonito si yo no te lo pido.

Porque soy una pesada y me soportas en toda mi plenitud,
por lo de los gordos comiendo,
porque te quieras ir
y aun así
aunque me muera de la pena
me sienta feliz.
Estoy segura de que NONOSMOVERÁN.

Aunque se muera chanquete,
aunque nos muramos de frío,
no sé.
Esto es de verdad y te quiero,
y me dices que tienes nostalgia y me encanta,
porque aquella noche con Lorena fue genial
aunque te diera miedo mirarme a los ojos
y persiguieras todo el rato a aquel negrito tan guapo.

Y te voy a cuidar, entre natillas de tetrabrik,
(porque hemos perdido el toque maestro, que no la maestría)
y kilos y kilos de verde.
Y violeta, que las hojas de aquella planta también lo eran.

Y te voy a querer siempre,
por el título al revés,
por compartir cervezas
y querer salir en todas las fotos con tus peores caras.

No sé tía.
Que la física cuántica nos acompañe.
Que el eterno retorno
con tu letra se estudie mejor,
que mis faltas de ortografía te confeccionen
una amistad para toda la vida.

Por ahora, toda mi vida ha sido esta,
contigo,
estando o en la ausencia
pero pensándote, en definitiva.

Y no fuiste la primera, pero serás la última
que si lo miras de esa manera…
es casi lo mismo, no?

Laura lo supo todo siempre
y yo también.

No hay comentarios:


.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.