martes, 11 de mayo de 2010

Dentro.



Por eso mis finales
acabarían siempre en la cama, en la bañera,
no yéndonos nunca.
Por eso en tu boca resuena con fuerza
la palabra
mañana mejor.

Ya no estás en el fondo, ni en el centro.
Estás dentro, muy dentro, siendo yo.

No hay comentarios:


.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.