domingo, 23 de mayo de 2010

más acá.

Porque te quiero hasta morirme.

O por lo menos eso era lo más parecido a la muerte que he sentido en mi vida.

No hay comentarios:


.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.