lunes, 7 de junio de 2010

Adireccional.

Adireccional.
Como sin rumbo,
o
como teniendo muchos sitios a donde ir.

Después de las sábanas estaban tus besos
y después
nos comíamos nuestros principios
a cucharadas pequeñas.
Tardar los justo,
tardar lo nuestro.

No sé muy bien a dónde nos dirigimos
pero me gusta imaginarme que nos volveremos a ver siempre.
Tú sílbame o llámame.
No sé, las comunicaciones de hoy en día,
el estar tan cerca,
pero tan cerca.

No entiendo todo esto
pero me hace feliz.
Quizás eso sea lo que más debiera importar.
Las armas de doble filo para otro momento
aunque me muera por decirte
que tengo un miedo acojonante a enamorarme aun
más.

De que me quieras tal cual.

Adireccional, como inconsciente.
Saliendo de todas las batallas
ilesa
pero
con cinta adhesiva siempre encima.
Todo el tiempo por delante
y cuando
nos despedimos de esa manera
no hay tiempo atrás.

Como nuestra primera cita,
como si no nos conociéramos,
como si me contaras que te gusta noséquién.
El sudor en las manos
el verte desnuda y darme la vuelta
a sabiendas de que te sé de memoria.
El cambio repentino de roles,
el que ya no me den celos las demás personas.

La libertad en una prisión de fin de semana,
y no saber cuando empezará la próxima trifulca.
Es el miedo al qué coño pasará
y seguir adelante porque
a mi las armas de doble filo
siempre me las he pasado por el forro.

Y yo qué sé.

Adireccional como si no tuviera dueña,
como si me amarraran de una correa
pero me dejaran suelta.
Como media drogada, media perdida, media borracha.
Sin saber muy bien por qué hago las cosas
pero hacerlas.
O quizás, haciendo las cosas que no debería
e importarme una mierda.

Quizás lo nuestro sea tan imposible
porque nos queremos de esa manera.
Como las comunicaciones de hoy en día.
Teniéndonos cerca
aunque no funcionemos de ninguna manera.
O quizás, de la mejor manera.

Adireccional
porque el mundo jamás entenderá
por qué la única dirección que elijo seguir
eres tú
con todos tus contras
y con todos mis pros.

1 comentario:

Zay dijo...

noooo, me da Antonieta! Rosa es amor, pero Antonieta es lo mejor que hay en la facultad. dios (L)(L)(L)


.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.