miércoles, 16 de junio de 2010

Destrozos.




Llevo un día intentando olvidarte.
No quiero comprenderte porque me toca a mí sentirme como una mierda,
no quiero saber de ti porque me parece que
ensuciarías todo lo que habíamos creado y destrozado
nosotras
dos
solas.

Llevo un día queriendo vomitar
de la rabia
y el odio
y el sentirme así porque en realidad
me jode.
Y no te odio, ni desearía que lo pasaras mal.

Pero hago comentarios hirientes,
me vienen flashes a la mente,
joder,
me has destrozado de dentro hacia afuera.

Ale no para de decirme que coma
pero no me entran más que las palabras que
no sé por qué han tardado tanto en salir.

Tengo que olvidarte y por eso mi cuerpo
como rechazando la idea
de lo bonito que era el amor a tu lado
me hace tener nauseas.

Me haces llorar y encima querías
que por encima mi amor perdurara
entre batallas y trincheras.
Eres mi peor enemiga
y mi amiga
y te quiero
pero dueles tanto
que no te quiero ni ver
aunque rezo por un tropiezo...

solo por ver lo que pasa supongo.

Y supongo que si me olvido de todo
eres una jodida putazorra
pero nadie se merece eso.
Y soy tan gilipollas que creo que tú eres la primera
en no merecerlo.

No sé si todo esto era cierto pero
siento el dolor
y veo los trozos
y creo que nadie me había hecho sentir así
nunca.
Creo que nunca me rompieron el corazón
en tantos trozos.

Y por encima de todo eso,
espero que tengas suerte mañana en ese examen.
En los dos.

Y espero
volver a quererte tal cual
algún día.

Y que tal cual
dejes de dolerme como lo haces ahora mismo
en este jodido
ins-tan-te.

No hay comentarios:


.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.