sábado, 5 de junio de 2010

No me odies, por favor.

Ya lo hago yo por las dos.




Te quiero
y ahora de verdad si que me estoy muriendo.

No hay comentarios:


.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.