lunes, 21 de junio de 2010

Suposiciones.

Supongo que hubo un momento en el que
lo mejor de mi
eras tú.

Supongo que
en algún momento
dejamos de ser lo mejor
la una para la otra
y por eso ahora
tú me echas de menos
y yo me muero por darle atrás en el tiempo.

Supongo que el orden lógico de las cosas
era este
y no
el desplaneo con el que me sorprendiste
aquel primer domingo
de aquel primer octubre.

Y deberías aprender a querer
mientras yo aprendo
a sincronizar
latidos con bocas
y ya no te quiero.
Aunque duelas,
ya no te puedo querer más.

No hay comentarios:


.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.