jueves, 22 de julio de 2010

XXXVII

Hace tiempo que lo perfecto
se escurrió un domingo
por el sumidero
y desde entonces
he dejado de creer en Dios,
en la televisión
y en el amor,
pero a veces y solo a veces,
tu nombre me da escalofríos.

No hay comentarios:


.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.