viernes, 29 de octubre de 2010

Alquiler.

No sé qué pasa que no me puedo controlar
y
mi cuerpo va a mil
y
mi mente, estática
no te voy a querer jamás.

Repetir que dejarse llevar es uno de esos errores
a los que adviertes antes de cagarla
durante
y
después
de cagarla también.

No sé cual es el plan.
No sé quien tiene el plan.
Qué es un plan.

Deshacer
las lágrimas
y explotar sonrisas.
Nunca más estar tristes.
Nunca más llorar.

Pero hay cosas que el destino no decide
sino una misma
y ahí es cuando en mi cabeza
se saturan las ideas
que bailaban rock&roll antes
y ahora
el suelo resbala.

Todo lo que pienso acabo escupiéndolo
porque tenía que ser así
pero joder, ya nos vale.

Es bonito tenerte en la memoria.
Y al resto de cosas del mundo también.

El problema es cuando el resto de cosas
son el resto de mis cosas
que no quiero olvidar
y que
no sé dónde colocar.

Es otro nivel, es otra sensación.
Las ganas de todo, el cansancio de lo demás.
El negarme a dejar
el país donde viví,
las calles que fueron nuestras
con todos tus sueños,
todas mis ganas.

Ahora vivo de prestado
en una casa
que es mi casa
con mis normas y mis leyes
pero con todo ello
sigue sin convencerme.
Vivo lejos
y tú
más que nunca
también.

1 comentario:

ayopiensaveces dijo...

No sé cual es el plan.
No sé quien tiene el plan.
Qué es un plan.


Bonita forma de expresar confusión.

Tu seguidor anónimo, Ayoze. (ups)


.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.