domingo, 24 de octubre de 2010

***

No veo la hora de tenerte delante.
De tenerte.
No veo la hora.

1 comentario:

Humberto Dib dijo...

Hola, Ana, apenas posteaste me llegó la info, así que aproveché para retribuir tus visitas y tus comentarios.
Un texto corto, minimalista, lleno de objetos escondidos que apenas verá aquel a quien esperar tener.
Un beso.
Humberto.


.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.