martes, 21 de diciembre de 2010

Fin

Que quemen el treinta y uno de diciembre, gracias.

.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.