viernes, 17 de diciembre de 2010

Y más allá...

Nunca encontraré el punto medio
porque quererte es el descontrol,
la desmedida,
el ir
siempre
un poquito más allá
del más Allá.
Contigo siempre me sobrarán
los sentidos
y me desbordaré en un intento sutil
de naufragio.
Morirá toda la tripulación y nunca
será demasiado hondo donde acabemos
y
hundirme en ti nunca será suficiente,
querré ir hasta ese final del que te hablé
que no existía
y no lo voy a encontrar.

No concibo una mitad de todas tus partes,
no sabría dividirme la intensidad.
Solo existe una manera de hallarme en ti,
en el otro extremo del planeta
te preguntas qué será de mí
y por un instante nos volvemos a encontrar
cara a cara con los mismo resultados.
De la imposibilidad de todo esto
siempre van a surgir fuerzas.

Contigo las fuerzas son más de lo que cualquiera
pudiera estar esperando.
No sé muy bien de dónde salen
pero
están ahí esperando a que todo sea aun más difícil
para
darnos de lleno en la cara, en las manos.

Hasta el miedo es desmesurado
cuando nos juntamos
porque no sabremos cuánto daño y cuánto bien
seremos capaces de crear
y cuando nos separamos
porque, sin punto medio,
viniste a quedarte para siempre,
anquilosada
no hay manera de que en uno de nuestros imposibles
de verdad
te pueda sacar de mí.

Así que supongo que cruzar la raya
contigo
es el pan de cada día.
Y vivir al límite,
oliendo el peligro,
forma parte de nuestras entrañas
que de vez en cuando les da por juntarse,
descontrolarse,
quererse
siendo siempre
la última gota que colme
porque
de eso se trata
¿no?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

"Morirá toda la tripulación", opino, humildemente, que esa frase es poesía.
Soy Andrés, de Uruguay.
Saludos.

Anónimo dijo...

te invito a mi blog... Latortugabocaarriba.blogspot.com


.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.