sábado, 22 de enero de 2011

Descripciones y sensaciones.



Llenas mis pulmones,
debo tener todas tus enfermedades,
mucha de tu piel
entre la mía
y una respiración compartida.

Eres brillante
y a mi esas cosas me gustan mucho.
Explotas en mi pecho
y desbordas el corazón.
Me sale sangre roja a borbotones,
contigo naufrago entre tus piernas
con mis manos.

Un avión es
transportarse con la nariz
hasta tu boca.
Quiero un beso
y después de ese beso
quiero el resto.

La calma de las montañas
desde tus alturas.
Sabes muy bien cómo dejarme escalar,
sé muy bien
hacia donde correr
cuando entras en erupción.

Eres el paisaje de espaldas,
el cuadro en la imaginación del artista,
la nostalgia, la ausencia, el recuerdo.
Sé hacer música con tu cuerpo
y ensordecer al vecindario
con un solo de mis dedos en ti,
el conjunto de dos cuerpos.

Lo que más echo de menos
es no tener que hacerlo.

Consuela saber que al menos
sigues siendo tú quien llena mis pulmones,
me transmites tus enfermedades
e incluso
naufragas por mi sangre,
entre mis pensamientos
cuando no te tengo.

Eres la no respiración
de la sí felicidad.
El chute de adrenalina,
endorfinas
y el resto de narcóticos naturales
que hacen que me rasque
cuando me faltas.

El delirium tremens del tiempo pasado,
el acostumbrarse al hoy, contigo
y no contra ti.

Las canciones con las que vamos a hacer el amor
la ropa que me robarás
las ofertas de vuelo que no podremos rechazar.

El futuro de mis enfermedades
en otros ojos y en otro pelo
nuestro.
Mis manos agarrándose a ti
y mi mente descansando entre tus pechos.

Eres la calma
porque también eres la tormenta.
Mis pies en el suelo,
todas las ganas del mundo
envasadas al vacío.

Mirarnos.
¿Nos ves?

-sonrisa-

1 comentario:

ayopiensaveces dijo...

"Eres la no respiración
de la sí felicidad."

3:33 de la mañana... estoy sobadísimo pero empecé a leer y los ojos se abrieron completamente.

:)


.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.