lunes, 17 de enero de 2011

no hace falta pero sin embargo...



-Sabes, no hace falta que me cuentes la vida en verso...

Y desde entonces desaprendí el ser poeta contigo
y aprendí a fluir en ti como lo hace la naturaleza.
Por tus venas.

-La verdad es que creo que es mejor ir despacio.
-¿Despacio? ¿contigo? ¿acaso eso existe?

Pero eso lo descubrí después, cuando todo era demasiado inevitable.
Cuando nada podía pararnos.
Es normal, siempre hemos vivido en pendiente.

-Esto es demasiado fuerte, no sé, me da rabia que sea ahora. Es muy fuerte.
-Precisamente es fuerte porque es ahora. De otro modo no me llegarían tus latidos desde tan lejos.
-Tengo miedo.
-Yo también.

Y por eso todo va a salir bien.

Te quiero.

1 comentario:

papo dijo...

correccion. tengo muuucho miedo, y por eso te voy a ver en nada =)


.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.