miércoles, 9 de marzo de 2011

como el porno

Como la primera vez que vi una película porno, al cerrar los ojos no podía dejar de ver penes y tetas por todos lados.
Exactamente así me siento a veces cuando no puedo dejar de pensar en ti
o
en quien sea.

No hay comentarios:


.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.