martes, 15 de marzo de 2011

Grandes y largo


Ojos grandes
pelo largo
al menos, una sonrisa
bonita.

Normalidad
sin rozar si quiera la estereotipia.
Inteligencia
brillante y de colores.
Bonita, al menos una
sonrisa.

Lo demás con el tiempo se arregla,
pero eso
me lo apunto.

Que de vez en cuando aparezca,
cosas que no me espero,
la música que jamás escucharemos.

El desconocimiento,
descubrir
todas las cosas de este mundo
y
el mundo que todos tenemos dentro.

Conocer más
conocer mejor.
Nada de lo que digamos tendrá sentido
si al menos una vez no has tenido ese impulso.

En la otra punta del universo
qué estarás haciendo ahora mismo.

Ojos grandes,
pelo largo.
Con los años una va conformando
el prototipo de persona que le va a romper el corazón
al fin y al cabo.

Los años, con el tiempo
aprenden a tratarnos
quizás cómo nos merecemos.
Aprender todo cuesta un rato.
Vamos a esperarnos sentados,
hace frío, casi helado
y lo mejor es que
no quiero moverme ni un poquito.

Todas las personas que pensamos
que serían importantes siempre
y sus rencores correspondientes.
La memoria la diseñaron unos alemanes.
Estamos hechos para olvidarnos
sobre todo
de lo malo.
¿Qué sentido tiene eso?

Vivir sin guardarnos nada, supongo
excepto lo que realmente sabemos
que no
nunca
podremos olvidar.

Las grietas que te tengo
se llenarán de ojos grandes y pelos largos
pero
en el fondo
¿sabrás realmente todo lo que te quiero?

Esas cosas nunca se piensan del todo
hasta que te sientes sin ese trozo de ti
que una vez fui
y vuelves.

¿Cómo será el día en el que sepa
que ya no te tengo?
Porque, siempre, en el fondo
nos hemos tenido
pero y si
un día despertamos
y al unísono
en vez de un volver
lo que se nos ocurre escribir es un
marchar.

Tenerme bajo la piel al final
no me va a hacer ni más fuerte ni más grande.
No me va a hacer estar ahí contigo,
ni va a hacer que me sienta parte de algo.
La parte de ti a la que pertenezco
está en mí
y eso es lo que realmente importa.

Ojos grandes y pelo largo
esto no iba por ti
pero al final nos hemos salido con la nuestra.
Apareciendo siempre una y otra vez
en medio de la zona cero.

A veces para limpiar las heridas
hace falta dejar que se infecten.

Me alegra haber dejado atrás
todo aquel rollo de heridas y cicatrices.
Me alegra saber que no perteneces al resto
sino a mí
y que mis mejores poemas
siempre salen de lo peor de nosotras.

Eso significa que no está dentro
sino
y solo
fuera.
Aquí, haciéndome compañía
hasta
que al unísono descubramos
que aquellas promesas ya no hacen falta
ser cumplidas.

Ojos grandes, pelo largo.
Muy largo.

No hay comentarios:


.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.