martes, 10 de mayo de 2011

Entre mis expectativas y tus realidades.



“Odi et amo”
Catulo



Estoy enferma desde hace tiempo.

Imagina que de un día para otro
tienes que acostumbrar el cuerpo
a la ausencia y al vacío.
Imagina que no sabes cómo se vive
si no es en la inercia de su pecho
al respirar.
Imagina, por un momento,
que las órbitas que hacían luminosos los días
hacen hula hoop
en otras galaxias.

Imagina que no hay nada que de más placer
que lo que no se puede tener.
Que no dan más de sí los días
cuando lo tienes
y
que incluso hay veces
que no lo sabes aprovechar
hasta que en el borde
ves un cuerpo caer.

Esa era yo.

Tengo fantasmas que me persiguen
día y noche.
Tengo pesos en el alma
o amarrados en alguna parte de mi cuerpo
y no me dejan avanzar,
por eso, en círculos
voy formando un surco
que me atrinchera.

Imagina esperar toda una vida
por algo que sabes que no vas a encontrar
y aun así
a fuerza de esperanzas
sigues manteniendo el tipo en cada
giro.
En cada una de esas ocasiones en las que
pudiste marcharte
pero
a fuerza de esperanzas
decidiste quedarte
para ver hasta cuánto distaban
tus expectativas
y
una puta realidad que desgarra.

Hablar con el corazón
porque muchas veces la lengua engaña.
Estoy enferma y no hay cura.
No tengo miedo
porque sé qué es lo que pasará luego.

Tengo enfado
porque no puedo cambiarlo
ni sé no quererlo.

Ojalá pudiera decir que de todas las cosas bonitas
tú eres una de ellas
pero de entre todas mi expectativas
y
esperanzas
tú eres esa puta realidad que me desgarra.

No hay comentarios:


.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.