martes, 5 de julio de 2011

***

Muchas veces me das rabia.
Muchas veces eres la espuma que se forma en mi boca de tanta rabia.
Las bolas de fuego de mi estómago, las ganas de golpear cosas, la fuerza con la que golpeo las cosas, la fuerza que empleo mentalmente para no hacerlo. Imaginármelo.
De la rabia que me das consigues que hasta yo misma me de rabia.

Y duras en mí lo mismo que un huracán.

Luego te amo.

No hay comentarios:


.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.