sábado, 6 de agosto de 2011

Amores perros

¿Por qué no hay un nombre para este sentimiento?
¿Por qué ya no me siento orgullosa de ti, de lo que fuimos, de lo que fui contigo?

Porque me perdí por el camino.
Porque te perdiste de camino a mi camino.
Porque quizás no te hayas perdido sin querer.
Queriendo.

Hay un amor perro
ladrando en mí pecho,
contra mi pecho,
dentro de mi pecho.

Un amor tan perro
que lo terminaron abandonando
en el camino equivocado.

Y ahora,
después de preguntar al vacío
lo encuentro.

No hay comentarios:


.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.