domingo, 7 de agosto de 2011

***

Parece que ni aunque lo quiera
me vas a dejar tranquila del todo.
Si no es una cosa
es un bulto en un brazo.
En la oreja de un mapache.

Es lo único que pensaba esta tarde al salir de urgencias.
Cómo es posible que incluso sin quererlo
sigas haciendo acto de presencia.

No hay comentarios:


.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.