lunes, 1 de agosto de 2011

Esto es lo que se me ocurre después de pseudomatar a una cucaracha

Siempre he creído que no tengo mucho más que ofrecerte.
Inmediatamente después recapacito y me veo en la obligación de pensar que ese sentimiento solo se debe a una carencia absoluta de autoestima.
Pero no me pasa con todo el mundo. Sé que puedo ofrecer muchas cosas a los demás, pero a ti...
Sigo creyendo, a pesar de todo lo escrito, lo vivido y lo sentido, que las personas no se enamoran, ni se quieren porque sí, porque es nuestra mitad ideal y nos complementamos, sino por casualidad.
Y así fue como nos conocimos, de casualidad.
Yo buscaba una chica inteligente con quien poder hablar y te encontré. Mientras hablaba con Eli, bajando por la calle del Monkey, le dije que eras perfecta pero que no querías nada con nadie... y dio la casualidad que te llamé la atención.
No sé muy bien el qué, nunca me lo has dicho o no lo recuerdo, quizás la forma de mi cara, mi pelo o qué se yo.
Me adapto muy bien a las situaciones.
Pero no fue amor, no fue un flechazo. Simplemente creí que te gustaba. Creí que eras de otra manera y al final resulto que casi que te prefiero de la forma que eres realmente.
Pero...
A estas alturas de la vida, me quedaría con todas las partes malas, todas las buenas, pero de nuestra primera vez.
Tú temblando de puertas para afuera y yo de puertas para adentro.

Realmente creo que no me he portado mal.
Aun así he sido manipuladora, caprichosa, irascible, vehemente, pesada, intolerante...
Pero te he querido de una manera en la que dolía y dolía y no podía ver la salida.
Te he querido hasta cuando te odiaba con todas mis ganas.

Y no sé cómo será la vida cuando por casualidad ya no te quiera, ni duelas, ni te odie tanto que hasta desaparezcas.

2 comentarios:

eva-escort madrid dijo...

Es lo que tiene el amor, que no sabe uno muy bien si es mejor estar o no estar, si querer tanto es bueno o es mejor querer a medias. Lo importante es que uno cuando este, sea feliz, pero si no sabes ni tan siquiera si lo eres, mal asunto.

DibujanteDeVerdades dijo...

Chapó


.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.