domingo, 25 de diciembre de 2011

Lo de dentro.

(Te lleno de silencios, para pensarte)
En realidad solo se me ocurre tenerte en mente
como tendría a la hora que es,
como a respirar,
como a pensar.
De esa manera inevitable
y al mismo tiempo
imprescindible
y anónima.

Y es solo eso. Un montón de silencio
dedicado exclusivamente a
pensarte.
Como una hora, un suspiro o una idea.
Y me gusta
y tú
y tengo un problema.

(Por eso entre tanto ruido no hay nada de mi que te llegue más que silencio)


1 comentario:

Bubo dijo...

Disfruta del silencio. Pero que no sea lo único.
Y... Felices fiestas.


.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.