sábado, 31 de marzo de 2012

Quiero volver a dormir contigo esta noche.

Esto es tan bueno, tan, tan bueno, que no me basta solo con decírtelo todo el tiempo.
No me basta con pensarlo todo el tiempo.
Es tan, tan bueno, que no cabe dentro de mí
y por eso, esta irracional forma de sacarlo para fuera.
Hacia ti.
Y todo el rato. Todo el rato, lo prometo, te tengo en mente.
Lo que para ambas supone
el menor
y
el mayor
de todos nuestros problemas.


No hay comentarios:


.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.