viernes, 20 de julio de 2012

Algo por lo que salir del país.



¿Las razones?, fácil.

Porque es difícil.
Porque nunca terminas de creértelo del todo.
Porque es casi imposible de convencer.
Porque es inteligente.
Porque es libre.
Porque no es libre.
Porque es especial.
Porque es única.
Porque nunca la he querido para mí.
Porque a veces creo que nos parecemos demasiado.
Porque no nos parecemos en nada.
Porque da miedo y vértigo.
Porque parar frente al precipicio solo fue una forma de pensárselo.
Porque siempre acierto.
Porque es diferente.
Porque soy mejor.
Porque hemos cambiado.
Porque me gustan sus piernas.
Porque a ella no.
Porque me lee.
Porque puedo escribir.
Porque nunca estaré del todo segura.
Porque eso me gusta.
Porque me gusta.
Porque existe el mismo número de razones para opinar todo lo contrario.

Y sin embargo, he decidido esto.

Y creo que parte de ello, de que sea tan fácil, se debe a una sola razón:

Porque me hace feliz.

No hay comentarios:


.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.