viernes, 6 de julio de 2012

Gatos callejeros.

Pone Escribiendo...
Entonces yo espero.
Espero, espero, espero.
Contraatacar, pienso.
Ella no puede leer Pensando...
pero me consta que lo sabe.
A veces no hablamos de nada.
Como un gato
busca su hueco en mí
y se echa a dormir.

Por fin termina de escribir
y yo leo
y sonrío.

Ahora mismo,
sí,
deberíamos estar así,
aquí.

Como dos gatos
con toda su vida gatuna
por
delante.

De nuevo pone Escribiendo...
Está totalmente de acuerdo.
No hay más que escribir,
ni que pensar
ni que leer.

2 comentarios:

Bubo dijo...

No echo, para nada, de menos mis días de Chat Messenger. (Y mira que, dentro de lo que cabe, fueron buenos días.)

Ana! dijo...

bueno, el msn ya es algo muy del pasado, ahora lo que se lleva es el wassap :D:D


.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.