lunes, 5 de noviembre de 2012

Esas cosas no existen.

La vida era solo aprender
y desaprender,
todo a la misma velocidad.

De la misma manera,
con las mismas ganas locas.

No hay comentarios:


.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.