sábado, 10 de agosto de 2013

A reveure!

Ya no creo que esta ciudad se trague a las personas.
Ni siquiera a las personas como yo.

Con un poco de suerte y de tiempo, es posible que me termine por gustar del todo.

Y lo de los recuerdos, caminar sobre ellos, ya no me importa tanto.
De hecho, nada.

Empiezo a creer que la echaré de menos. A la ciudad y a la persona que soy en ella.

Nos volveremos a ver.
Seguro.

No hay comentarios:


.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.