sábado, 7 de septiembre de 2013

"Estilo propio"

Se paró frente a uno de mis dibujos. Yo le dije que se parecía a ella. Era una niña con sombrero, parecía tímida y frágil. Se lo dije. Se parece a ti. Solo que tú no eres una niña. Más bien una mujer. Pareces haberte hecho a ti misma.
Ella sonrió mientras miraba el dibujo. Yo la miré. Miré como lo observaba y sonreía. Hubo una especie de juego extraño e infantil. Ella me miró, yo aparté la vista, ella miró al frente, yo la volví a mirar, y así durante un rato hasta que los dos decidimos mirarnos a los ojos. Creo que fue sin querer, pero allí nos quedamos. Mirándonos. Sin saber muy bien si éramos dibujos o personas.

No hay comentarios:


.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.