jueves, 24 de octubre de 2013

Posibles respuestas

El cáncer es un hijo de la gran puta que se llevó a mi abuelo y a mi tía. Un hijo de la gran puta que cada vez se lleva a más personas
aunque no las
mate.

No me dejó conocer a mi tía como tampoco dejó que el arrepentimiento llegara antes con mi abuelo.
Los quiero de vuelta cada vez que sueño y es imposible
porque una enfermedad ha decidido
que es mejor llevárselos lejos.

El cáncer es ese hijo de la gran puta que no para de alimentarme a recuerdos.
También se lleva a las personas que no intenta matar.
Todos tenemos un dolor enquistado.

Yo tengo dos.

Así que no me digas que hay ventajas
en ver morir,
en morirse.
No vuelvas a abrir la boca, porque tus palabras ya son cáncer.

Y no
no hay ninguna ventaja en ellas.

No hay comentarios:


.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.