lunes, 11 de noviembre de 2013

Se me había olvidado que hoy era domingo

Te mereces un balazo
entre ceja y ceja,
ese pensamiento intruso,
alguien agarrándote las tripas,
alguien tatuándote un
infeliz en la frente.

Te mereces la sonrisa más triste
de toda la fiesta,
los ojos de corderito degollado,
te mereces ser ese corderito.

Hagas lo que hagas
mereces que nadie te salve,
el abandono de las tres de la mañana,
la cama vacía
llena de piernas.

Recuerdas llorar contra la pared
y esconderte
y oír dormir
cuando podías haber escapado,
correr.

Mereces no dejar de pensar
ni un solo instante,
ser un ciudadano del mundo,
captar la belleza del mundo
y destruirla.

Cómo se nos ocurre
querer en cubículos de dos por dos,
llenar de humo los pulmones,
respirar,
cómo se nos ocurre, en serio,
no abrazarnos de más,
besarnos de más,
sobrarnos por completo.

Qué hacemos en este mundo
tan cutre
que nos obliga al suicidio
diario,
muertes creativas,
yo también quiero morir
abrazada al retrato de alguien
antes de lanzarme al vacío
más
sordo
y
absoluto.

Absurdo.

Mereces jirones en el alma,
vivir en una poesía que nunca fue
para ti
y que ya te gustaría, ya.

Sigue sin ser tristeza,
ni rabia.
Sigo sin saber por qué nos merecemos
estas cosas,
un millón de moscas acampando
en mi habitación.

Aquella chica que nunca te respondió,
los ojos de mujeres
que te daban igual,
las personas que más quieres
son a las que menos
deberías necesitar.

Te mereces tu puta autocensura,
coserte los labios sin anestesia,
un predicador
veinticuatro siete
gritando en tu oído
cómo salvar al mundo,
salvándote.

Cómo se nos ocurre creernos.
A nosotros que eramos los
reyes del engaño.
Con qué ojos,
con qué bocas,
iremos a comernos.

Y tú no lo sabes
pero consigues destruirlo todo
en un instante.
Mereces este enfado,
y todos los demás también.
Mereces este insomnio
y las horas dormidas sin soñar.
Mereces todo el tiempo perdido
de la gente que espera en algún lugar.

Y ser inmortal.
Cansarte de no morir.
No poder abrazar el retrato de nadie
antes del gran salto final.

Cómo se nos ocurre,
en serio,
de verdad.

Con qué puta finalidad.

3 comentarios:

Bubo dijo...

¡Que digo yo! ¿Te has mirado las bases de La Bella Varsovia?

Pues tardas.

Bubo dijo...

http://premiopablogarciabaena.blogspot.com.es/2013/08/vii-premio-de-poesia-joven-pablo-garcia.html

Niña... que no me deja el twitter enviar privados. Así que... ¡Por aquí te dejo el enlace! A ver si te convence. (Queja: Que ya podías dejar algún correo eléctrónico en el algún blog.)

Trece dijo...

Me has atravesado el estómago con esto. Qué pasada


.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.