jueves, 31 de julio de 2014

Poema para que vuelvas pronto.

Me levantaré de la cama,
recogeré los restos de una mudanza
anónima,
sentiré ganas de llorar por cada
pieza de ropa que doble,
que eche a lavar.
Subiré la persiana,
abriré la ventana,
entrará aire fresco,
cambiará el color de los remolinos
de mi ventilador.

Echarte de menos es como
una depresión mal curada.

Criamos en libertad
los animales que nos poseen
cuando nos miramos
y ahora
es bastante complicado
explicarles
por qué ellos están encerrados
y tú
no
estás.

Saldré de la cama,
quedaré con mis amigos,
tomaré cervezas
que me pondrán tan triste
que ni siquiera podré terminarlas.
Me dejaré crecer el pelo,
me lo cortaré,
tendré ojeras,
cambiaré las sábanas
y ya no habrá nada que me recuerde
a qué hueles.

Por eso compraré tu perfume,
te tendré cerca de cualquier manera,
pasearé a nuestros animales
porque pensar en ti
ya es suficiente libertad.

Lo mejor
es pensar
que no recordaré nada de esto
cuando me levante de la cama
y a mi lado estés tú
y al abrir la ventana
sea el sol de la Toscana el que cambie de color
los remolinos de nuestro amor.

Vuelve pronto,
tenemos muchas mudanzas

que hacer.

.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.