jueves, 7 de agosto de 2014

Poema para que vuelvas pronto II

No me acuerdo de tus ojos
de leona,
no sé dónde están colocados mis lunares
preferidos
en tu cuerpo,
ni si habrán cambiado de lugar
los que aun conservo en la memoria.
Me he cansado de ver tus fotos,
vomitar todo este amor
que me entorpece,
no soy capaz de retener tu voz,
el compás de tus latidos
a la hora de dormir.

Desde que te fuiste
sufro un insomnio
destructivo.
Dudo que sea para tanto
pero desde que te fuiste
soy lo único que le queda
a mis planes.

Todas las cosas que había
dejado a medias,
la gente que nunca visité,
la de basura que una persona
puede acumular con los años.
No me acuerdo de cómo son tus besos,
de cómo de largos son mis brazos
cuando nos abrazamos,
de despertar desnudas.

Parece que lo único que soy
incapaz de acumular
son recuerdos,
tu cara al bailar encima mío,
el olor de nuestras sábanas,
tu risa es magia,
lo pensé ayer.

Suerte tener un insomnio
hijo de puta:
repaso uno a uno
los instantes

hasta aprenderlos de memoria.

No hay comentarios:


.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.