viernes, 17 de octubre de 2014

Ser imbécil.

Venía triste de antes
pero Iván es capaz de empeorarlo.
Las preocupaciones mundiales
se distribuyen estratégicamente
en las diferentes partes
de mi cuerpo.
La distancia hace de puente
entre varios de mis órganos
vitales
y su flujo provoca
entre otras cosas
malestar, irritación y
dolor persistente.

Tus sonrisas siguen siendo
antídoto,
así que no está todo perdido.


No hay comentarios:


.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.