miércoles, 31 de mayo de 2017

Poema del NO.



Las cosas que me van vaciando
a lo largo de los días
me llenan por otro lado
de rabia
frustración e injusticias.
Contaminan mis ganas y quiero borrar
cada centímetro de vida que brindé
a personas amargadas,
insulsas,
irracionales y manipuladoras.
Me siento bien a medias,
cuando sé que sigo siendo la misma
persona defensora de lo imposible
a pesar de los reveses,
de las complicaciones innecesarias,
de las formas abruptas y desquiciadas 
y temo algún día perder la magia
que me hace ser como me gusta ser.

Huyo de manchar mi lengua con
ejercicios de autocompasión
pero tengo miedo muchas veces.
Hoy me han llamado cobarde
y me ha dado igual:

Sé que no es verdad.

Las palabras solo hieren
cuando pueden y no cuando quieren,
cuando revolotea el respeto sobre nuestras sienes
y no cuando se ha ido volando
asfixiado y amargado.

Hoy me han llamado vaga,
mala profesional,
maleducada,
y poco comprometida.
Y no me duele en absoluto
porque sé de dónde provienen,
pero me hastía tener que luchar siempre
en contra de un sistema
mal planteado
y
muy mal ejecutado.

Mi barco a la deriva,
me llevan los gestos de amor
de lo que me describe:
yo soy buena,
yo soy fuerte,
yo soy la mejor cada día.
Y si eres incapaz de verlo
y si eres incapaz de lidiar con ello,
y si tienes que usar la mentira
para hundirme y humillarme,
que sepas que no vas a poder con
alguien que ha nacido con
tantas ganas de volar
que al final lo ha conseguido.

Y a pesar del miedo,
la indefensión más que aprendida
y la incertidumbre,
un SÍ siempre valdrá más que todos tus
putos,
desquiciados,
maniacos,
manipuladores,
absurdos,
irracionales,
y sobre todo
cobardes

NOES.

1 comentario:

Anónimo dijo...

-"¿Cómo es el fin del mundo? -le preguntaron.
Invisible".


.Tienes el mundo en la palma de la mano y la poesía en los pulmones.